“Pa’Trás Ni Pa’Tomar Impulso” es la historia de Carmen, una mujer valiente que es capaz de tirar adelante y usar la libertad para defender y hacer aquello que le apasiona: el flamenco.

Carmen es una andaluza nacida en el seno de una numerosa familia de Encinas Reales, Córdoba. Desde pequeña taconeaba flamenco y esta ilusión la llevó a Sevilla donde consolidó su arte y se arropó en una familia de comadres. Pero un amor la llevó a la Argentina.

Tras romper con su pareja decide quedarse y tratar de sobrevivir con su arte. Da clases y presenta su propio espectáculo “Yo me lo guiso, yo me lo como” cuya duración es la cocción de un pollo al ajillo como los que cocina su madre. Con una maleta y su vestido de cola va de pueblo en pueblo enseñando su arte y conformando en el camino su propia familia de amigos del alma.

En uno de esos viajes conoce a Brenda, una niña que vive aislada con su familia en las montañas andinas de Tafí del Valle. Las dos empiezan a construir una relación muy profunda, Carmen enseña a Brenda y a sus hermanas a bailar flamenco a través de mensajes de voz y grabaciones. Se creará una fuerte relación que arropará y acompañará en el dolor a Carmen por la muerte de su hermana Josefa.

Como todo emigrante siente amor por dos tierras, por dos mundos. Carmen duda en volver para estar cerca de su familia y en especial de su madre en momentos tan duros por la pérdida de una hija o quedarse en Argentina.

Llega a la conclusión de que el baile flamenco es su verdadero hogar; siempre le será fiel, será su compañero de aventuras en la cuadricula de Buenos Aires, por los polvorientos caminos de los Andes o en su Andalucía natal.